jueves, 2 de febrero de 2012

Supermame


Pablo Álvarez Almagro
Supermame (Pepitas de Calabaza, 2011)
Seguro que han visto alguna vez los famosos concursos de la televisión de los últimos tiempos o las batallas dialécticas presentadas como debates y que no son más que instrumentos para despellejar a quien se ponga por delante.  ¿No se han preguntado, al ver esos programas con tanta audiencia, hacia dónde va la televisión o cuál es el límite de decencia?
Quizá es que no hay límites y todavía nos queda por ver cosas que dejarán como juegos de niños estos, a mi entender, penosos espacios televisivos.
Con ese planteamiento inicial, el escritor y guionista ma­drileño Pablo Álvarez Almagro ha creado una suerte de fábula políticamente incorrecta: Supermame, su nueva novela. Concebida casi como una narración de intriga (con sus asesinatos y todo), el protagonista es un famoso creativo de espacios de televisión que, en vista de su decadencia y la baja estima en que le tienen los miembros de la cadena donde trabaja, idea un plan para volver al estrellato y revolucionar la historia de la televisión. La falta de escrúpulos (en cualquier sentido imaginable) le llevan a pergeñar un programa de variedades y entrevistas en el que todo vale. Ningún miedo a la censura va a impedir que el programa se emita y, como era de esperar, se convierte en un fenómeno de masas, incluso a nivel internacional.
¿Llegará algún día a convertirse la televisión en lo que plantea Supermame? ¿Se traspasarán las líneas rojas de decencia que la industria aún afirma marcar los límites de lo televisable?
Quién sabe... de momento.
Mientras tanto, podemos pasar un rato muy, muy entretenido con esta novela que parece recoger la filosofía del no hay nada sagrado que tanto se estiló en los años 80, precisamente, la época en la que está ambientada la novela.
Muy recomendable.
Javier Herrero

2 comentarios:

  1. La recomiendo, novela muy entretenida con un ritmo vertiginoso.

    ResponderEliminar